El Gobernador Tim Walz y otros once mandatarios estatales firmaron una carta en la que denuncian las amenazas recientemente referidas por Donald Trump hacia el proceso electoral y las declaraciones de que no participará en una transición pacífica en caso de perder la elección. La carta dice, entre otros puntos: “Cualquier esfuerzo por rechazar las boletas o rechazar una transferencia pacífica del poder es nada menos que un asalto a la democracia estadounidense.” Y abundaron “Como gobernadores, es nuestro deber solemne proteger a la gente de nuestros estados. No permitiremos que nadie corrompa deliberadamente el proceso democrático deslegitimando el resultado o designando electores fraudulentos contra la voluntad de los votantes.”