El FBI advirtió en un memorándum, que existe una posibilidad real de que grupos armados puedan crear disturbios la próxima semana durante la toma de protesta de Joe Biden como Presidente de los Estados Unidos. Señalan que este riesgo es vigente para todo el país, pero especialmente en la capital. Para ello, elementos de la Guardia Nacional asentados en Minnesota se trasladarán a Washington DC para integrar una fuerza de más de 10 mil efectivos militares que cuidarán el orden y la integridad de los monumentos asentados en esa ciudad. Por lo pronto se sabe que el acceso a diferentes instalaciones, como el Monumento a Washington, está prohibido hasta después del 25 de enero.