La Guardia Nacional tiene en este momento desplegados cien efectivos en Minneapolis para resguardar a la ciudadanía de posibles actos delictivos. Se sabe que, de las personas arrestadas, varias provenían de fuera del estado y son asociadas con agitadores profesionales por lo que los diversos órdenes de gobierno están atentos a cualquier actividad sospechosa. Existe una cantidad importante de elementos de la Guardia Nacional que se encuentran en reserva para acudir de manera rápida en caso de ser necesitados.