El Gobernador Tim Walz comentó que hará algunos cambios a las restricciones presentes en la entidad, pero que, de momento, no se plantea regresar a la normalidad. Dijo que es muy probable que una buena parte de la población se haya comportado de manera “terrible”, según sus propias palabras, en Thanksgiving, lo que ha provocado una situación de contagios mucho más allá de lo previsible y por lo tanto la tasa tan alta de muertes. El mandatario celebró la decisión del poder legislativo en extender por 13 semanas los beneficios por desempleo, lo que ayudará en cierta medida a unas 125 mil familias en la entidad, esto junto a los apoyos por 216 millones de dólares que se destinarán a pequeños y medianos negocios.