El Gobernador Tim Walz presentó esta mañana su plan para ayudar a los sectores de la industria más golpeados por las restricciones para frenar el avance de la pandemia, entre ellos los bares y restaurantes. Dijo que va a buscar hasta “debajo de las piedras” para conseguir recursos y por lo pronto habló de un apoyo directo a través del Programa de Asistencia a Negocios, a la vez de condonar algunas tarifas regulatorias y destinar recursos para que los establecimientos más pequeños puedan seguir pagando sus rentas y llegado el momento, puedan volver a abrir en la misma ubicación. Para las familias afectadas, propone un pago único de 500 dólares y a la vez extender el periodo de beneficios por desempleo durante trece semanas más, lo que ayudaría al menos a 100 mil trabajadores en la entidad. Propone un descuento en impuestos para los restaurantes que regalen comida a instituciones de beneficencia y familias, entre otras cosas. Informó que llamará a una sesión extraordinaria del poder legislativo para aprobar estas medidas una vez que se llegue a acuerdos.

Crédito: Foto Ricardo López