Un porcentaje importante de las 8,500 personas que trabajan en las oficinas corporativas de Target, y que constituyen el número mayoritario de trabajadores en este sector, no regresarán a sus oficinas sino hasta 2021. Se espera que hasta mediados del próximo año se tenga un control más real de la pandemia y por lo tanto se ha programado para el mes de junio su regreso. Mientras tanto, estarán trabajando en un modelo remoto que permite evitar contactos y por lo tanto reduce el riesgo de contagios.