Una de las personas que lidera la batalla de Minnesota contra el coronavirus ahora puede testificar personalmente su impacto desgarrador.

La teniente gobernadora de Minnesota, Peggy Flanagan, publicó en su cuenta de Instagram que su hermano Ron falleció en Tennessee después de contratar COVID-19, solo dos meses después de que perdieron a su padre.

Flanagan escribe que Ron, un “infante de marina duro”, fue diagnosticado recientemente con cáncer que dejó su sistema inmunológico comprometido. Contrajo de alguna manera el coronavirus, fue hospitalizado, colocado en un respirador y, finalmente, en coma inducido médicamente. Lamentablemente, Ron no pudo superar el virus y falleció el sábado.

“Para muchos, será una estadística: la segunda muerte relacionada con COVID de Tennessee”, escribió Flanagan. “Pero para mí, recordaré a un hermano, tío, padre y esposo amoroso y mayor”.