Un hombre de 56 años fue arrestado el martes en el sur de St. Paul bajo sospecha de asesinato por la muerte de Belinda Thompson de 20 años. La víctima fue encontrada muerta a puñaladas el 19 de diciembre de 1991 en el dormitorio de su apartamento en el sur de Minneapolis. El sospechoso tenía 29 años en ese momento y se creía que era un conocido de su novio.

Luego de un año de revisión del caso por parte del FBI, el Departamento de Policía de Minneapolis y la Oficina de Detención Criminal, el sospechoso fue arrestado después de que el laboratorio de BCA realizó pruebas forenses adicionales de evidencia física recuperada en la escena.

La agente especial del FBI a cargo  Jill Sanborn, dice que las autoridades después de casi tres décadas  necesitaban encontrar a su presunto asesino. “Se lo debemos a Belinda y su familia para que nunca renuncien a encontrar a su asesino”, dijo Jill Sanborn, agente especial a cargo de la División de Minneapolis del FBI, “y aunque nada la traerá de vuelta, esperamos que la traiga un poco de consuelo para aquellos que la amaron que nosotros, trabajando con nuestros socios de la ley, estamos en condiciones de responsabilizar a su presunto asesino “. 

La jefe de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, dice que el arresto demuestra que las autoridades nunca renunciarán a estos casos. “Para nuestra unidad de casos fríos  nuestros recuerdos son largos y nuestro compromiso es profundo y estamos satisfechos con el desarrollo de hoy en el caso de la Sra. Thompson”, compartió Arradondo.

El sospechoso está recluido en la cárcel del condado de Hennepin a la espera de los cargos.