El huracán Dorian se ha debilitado hasta convertirse en una tormenta de categoría 2, pero continúa atacando a las Bahamas con una marejada ciclónica potencialmente mortal.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dice que los vientos máximos sostenidos de Dorian disminuyeron el martes por la mañana a cerca de 110 mph (175 kph). Pero se espera que siga siendo un poderoso huracán durante los próximos días.

Dorian está centrada a unas 45 millas (70 kilómetros) al norte de Freeport en las Bahamas y se mueve hacia el noroeste cerca de 2 mph (4 kph).

El ministro de Salud de Bahamas, Duane Sands, dijo que el huracán devastó la infraestructura de salud en la isla de Gran Bahama y las inundaciones masivas han dejado inutilizable el hospital principal.