El Sheriff del Condado de Wright identificó al sospechos de disparar contra varias personas esta mañana en la clínica de Allina Health de Buffalo como Gregory Ulrich, quien tiene 67 años y reside en esa ciudad. Sigue un halo de incertidumbre sobre los motivos y saldo del incidente, el North Memorial Hospital reporta varias vícitmas sin especificar la cantidad, a la vez que el Sheriff niega que se hayan producido explosiones, como originalmente se había reportado a través de la frecuencia policiaca. El Gobernador Walz se refirió al incidente como una “situación trágica” y como ocurre siempre en estos casos, funcionarios de todos los niveles han salido a expresar su condena a los hechos.