La mañana de hoy le dábamos cuenta de la hospitalización de emergencia del candidato por el partido republicano al senado, Jason Lewis. El reporte más reciente de su jefe de campaña, es que salió bien de la intervención quirúrgica a la que fue sometido. El problema se originó en una hernia que, según los médicos, si no se operaba pondría en riesgo la vida del paciente quien experimentaba un agudo dolor abdominal. Lewis intenta ganar el asiento en el senado que actualmente ocupa Tina Smith.