Los agentes de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. detuvieron este lunes a dos grandes grupos de migrantes, que sumaban 446 personas, en cinco minutos en El Paso (Texas), según informa la agencia en un comunicado. Estos dos grupos, como muchos otros, estaban compuestos principalmente por familias centroamericanas y jóvenes no acompañados. Ese mismo día, también murió un migrante mexicano detenido por la Patrulla Fronteriza tras entrar de forma ilegal en Estados Unidos. Se trata del cuarto fallecido bajo custodia de las autoridades estadounidenses en cuatro meses. 
Según datos ofrecidos por la agencia, la Patrulla Fronteriza en el sector de El Paso ha registrado una media de 570 detenciones al día en el último mes, el 90% en el área metropolitana de la ciudad.