Una mujer de Fridley se siente afortunada de no haber perdido a su hija luego de confiársela a su pareja sentimental. De acuerdo al reporte, la bebé de dos años de nombre Selena, se quedó a cargo del novio de la madre, de nombre Fernando Juárez, quien reportó que la menor se había resbalado y por ello fue trasladada al hospital. Cuando llegó al nosocomio, le detectaron fractura de costillas, daño en los riñones, baso e hígado, así como una fractura en la espina dorsal además de sangrado interno. Los doctores afirman que es una suerte que esté viva y luego de una semana en el hospital, comienza a mostrar signos de recuperación. Por su parte Fernando Juárez, está ahora en la Cárcel del Condado de Anoka en espera de enfrentar la justicia.