A Gina Ríos, residente de South Minneapolis le tocó experimentar en carne propia la inseguridad que se vive en el sector ante la falta de elementos en la Policía de Minneapolis. Aparte de despojarle de su vehículo, le robaron sus perros. Según refiere la mujer, bajó por un minuto de su Buick Enclave cerca del cruce de la calle 42nd y Bloomington, y cuando regresó la SUV había desaparecido con todo y sus perras, Lucy y Lola. Dice que la camioneta no le importa tanto, pero pide la ayuda de la comunidad para recuperar a sus mascotas, mismas que llevan en el collar el número telefónico para reportarlas. Mientras todo esto sucede, el Concejo de la Ciudad sigue considerando la propuesta de recortar casi 8 millones de dólares al presupuesto de la corporación.