En una clara afrenta a las autoridades estatales, el recién elector Representante por Shakopee, Erik Mortensen, miembro del partido Republicano, invitó al Gobernador Tim Walz y al Fiscal General Keith Ellison a una reunión con motivo de Thanksgiving que tendrá lugar en su casa. De acuerdo al futuro legislador, el Gobernador no tiene autoridad para prohibir las reuniones y por lo tanto les extendió la invitación para que acompañen a otros comensales a quienes ya ha convocado en su residencia, pasando por encima de la restricción que impide que personas de varias viviendas se reúnan, esto con el fin de evitar los contagios. De acuerdo a la Orden Ejecutiva emitida por Walz, las reuniones que superen 10 personas pueden ser sancionadas hasta con 1,000 dólares.