Los recipientes que contienen la vacuna, traen varias dosis, y una vez abiertos se deben agotar, o el contenido restante ya no sirve, por este motivo los centros de vacunación mantienen listas de personas que pueden ser llamadas en caso de que quede solución cuando no se presente uno de los pacientes citados; usted puede anotarse en esta lista, y con un poco de suerte, le toca la vacuna unos días antes.