Donald Trump estuvo la tarde de este sábado en un evento proselitista en Valdosta, Georgia. La intención era apoyar a los candidatos del Partido Republicano para la elección extraordinaria que tendrá lugar este 5 de enero en la cual se decidirá que bancada controla el Senado. Entre las arengas del aun mandatario, estuvo la convocatoria a “vengar” la elección anterior. Al evento asistieron miles de personas sin observar los protocolos de distanciamiento social o de uso de mascarillas, por lo que se anticipa que le está dejando un problema mayor a la siguiente administración, en el tema de contagios.