La Ciudad de Minneapolis llegó a un acuerdo con Graciela Cisneros, una mujer que participó en las protestas que vinieron luego de la muerte de George Floyd, y que resultó lesionada por el impacto de un arma no letal. De acuerdo al informe, Cisneros recibirá 57,900 dólares como compensación por las heridas que tuvo en rostro, mismas que provocaron una fractura e hicieron necesario que recibiera varios puntos de sutura. Las llamadas balas de goma, para quien no las conoce, son del tamaño de un desodorante, y si bien su impacto en el cuerpo no causa la muerte, cuando golpean áreas duras pueden provocar serias lesiones, como las que experimentó la mujer.