Kyle Rittenhouse, el adolescente acusado de matar a dos personas desarmadas durante las protestas que se llevaron a cabo en Kenosha luego de la detención de Jacob Blake, por primera vez habló a los medios. En una entrevista con el Washington Post indicó que tanto él como su amigo Dominic, fueron “contratados” para dar seguridad a un negocio de esa Kenosha. En la entrevista reveló que el arma con la que asesinó a las dos víctimas, la compró con el cheque del estimulo a través de un amigo ya que no tiene edad para adquirirla. El adolescente está tras las rejas ya que no ha liquidado la fianza de 2 millones de dólares impuesta por el juez.