El mural que pintaron luego de la muerte de Floyd fue vandalizado hace unos días. La persona que pintó con spray el retrato ha sido identificada como un estudiante de medicina y de acuerdo a testigos, cuando vio venir a varias personas que voluntariamente custodian el lugar, salió corriendo, dejando atrás incluso sus sandalias. La pintura está en proceso de restauración para volverla a exhibir al público que acude a tomarse fotos por fuera de la tienda donde comenzó todo el incidente.