En prevención de una contingencia importante en la pandemia, el Gobierno del Estado de Minnesota compró un edificio de 5.5 millones de dólares, mismo que acondicionaría para usar como morgue, en un momento dado. Afortunadamente la detección temprana con técnicas que se han ido desarrollando rápidamente en estos meses, no nos ha dejado llegar a un escenario de catástrofe. El edificio se está usando en este momento para almacenar pruebas, equipo de protección y eventualmente las vacunas una vez que estén listas. La decisión de comprar el inmueble vino cuando en New York se almacenaban cuerpos en cajas de tráileres y en nuestro estado se buscó un trato más digno para quienes pierden la vida por este padecimiento.