Esta mañana le reportábamos el incidente en que tres personas habían sido heridas con arma blanca en las afueras de un bar de Hudson, Wisconsin. La víctima fatal residía en New Brighton y como muchas personas, acudió a Hudson porque allá si están abiertos los bares. Las autoridades reportan que, con la ayuda de las cámaras de seguridad, se logró identificar al vehículo de los agresores, mismo que portaba placas de Minnesota, y ya se tiene bajo custodia a dos sospechosos. Por lo pronto, ante el incremento en hechos violentos en los que intervienen personas de fuera del estado, el Alcalde de Hudson propondrá ante el Concejo de la Ciudad un toque de queda a partir de las 10 de la noche, esperan do con eso desalentar a quienes van buscando problemas y solo acudan los clientes más sensatos.