La comisionada de Salud, Jan Malcolm, dijo en la conferencia de prensa cotidiana respecto al avance de la pandemia, que los altos números de decesos que estamos viendo, pueden ser la factura de las celebraciones de Thanksgiving. Indicó que los efectos fatales del virus se presentan alrededor de las cuatro semanas de contraído, por lo que las próximas dos semanas podríamos ver cantidades alarmantes, antes de que llegue una mejoría. Reiteró la invitación a evitar reuniones de fin de año y con ello evitar los contagios.