La campaña para detección de conductores en DWI llevada a cabo del 14 de agosto al 7 de septiembre dejó un total de 1,649 personas detenidas. Para ello trabajaron en equipo 312 corporaciones policiacas. En el operativo trabajaron elementos que en su tiempo libre se dedicaron en específico a buscar a conductores que estuvieran bajo los efectos de algún tipo de enervante. El pago de horas extra proviene de un fondo para la seguridad en carreteras.