Muy pronto quienes viajen entre Burnsville y Minneapolis podrán realizar su recorrido más rápido a bordo del transporte público. La compañía Metro Transit indica que la línea naranja, que recorrerá ese tramo a lo largo del Freeway 35 W, usando los carriles de MNPass hará posible un recorrido más breve, con menos paradas, y dando más tiempo a sus usuarios. Esta línea tendrá el mismo costo del tren ligero y los autobuses locales y debe comenzar a operar el próximo otoño.