Cuatro hombres y una mujer han sido asesinadas este lunes en un complejo de viviendas públicas en San Juan, Puerto Rico.

Las autoridades han encontrado más de un millar de casquillos de bala en la escena del crimen, tan extensa que las autoridades han tenido que dividirla en cuadrantes analizados por distintos grupos forenses. Doce horas después de la masacre, los cuerpos no han sido levantados porque aún prosigue la recogida de evidencias. Los oficiales de la policía recibieron una llamada de emergencia cerca de las 6:50 PM de este lunes. Al llegar a la escena encontraron los cuerpos de las víctimas. De acuerdo con información preliminar, la balacera comenzó en una plazoleta de la zona residencial que era usado como un punto de distribución de droga, ha dicho el comisionado de la policía, Henry Escalera.

Los casquillos de bala han sido hallados en la ruta que los sicarios emprendieron durante la masacre.

Las víctimas tenían entre 21 y 43 años. Una de las personas asesinadas era buscada por las autoridades federales por un tiroteo en una discoteca en enero de este año.

Por el momento, las autoridades no han identificado a ningún sospechoso.