El Alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, aseguró que se están haciendo cambios en la Policía de esta ciudad con el fin de atender en forma más oportuna las llamadas al 911. El mandatario local reconoció que hay problemas derivados de la salida de elementos de la corporación, muchos de ellos luego de la muerte de George Floyd y la ola de señalamientos por parte del Concejo de la Ciudad hacia la Policía en busca de desaparecerla y crear un organismo holístico, según lo describen los concejales. Frey dijo no estar de acuerdo con la propuesta de los ediles, pero reconoce que es necesario encontrar otras formas de enfrentar la violencia, más allá de solamente contar con el trabajo policial. Por lo pronto se han re distribuido elementos y se pretende con ello atender en forma más rápida las llamadas de emergencia.