El Concejo de la Ciudad de Minneapolis aprobó una ordenanza que prohíbe a cualquier autoridad de esta ciudad, el uso de tecnología de reconocimiento facial a través de sistemas computacionales. Los Concejales, quienes se han manifestado en varias ocasiones en contra de las instituciones policiales, consideran que esta tecnología vulnera la privacidad de los individuos pues en algunos casos puede confundir a una persona con otra. En muchos países, como el Reino Unido, estos sistemas han servido para reducir los índices delictivos pues permiten detectar a los posibles malhechores antes de que cometan un crimen. Con esta decisión del Concejo de la Ciudad, Minneapolis se suma a otras que han adoptado medidas similares, como San Francisco y Boston. Mientras tanto, delitos como los atracos a automovilistas, están llegando a números récord en la ciudad.

 

Crédito: Foto CPO Magazine