El gobierno mexicano advirtió que no otorgará visas o salvoconductos a la caravana de migrantes hondureños que salió de San Pedro Sula si su objetivo es cruzar México rumbo a Estados Unidos.

Cientos de migrantes, principalmente hondureños, partieron el miércoles desde San Pedro Sula con la esperanza de imitar a otra similar que partió rumbo a Estados Unidos a finales de 2018. Sin embargo, luego de que Guatemala firmó un polémico acuerdo diseñado para hacer que los migrantes busquen asilo en su país en lugar de en EEUU y ante la negativa de México de permitirles la entrada para transitar por su territorio, sus posibilidades se han reducido.

El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se reunió con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el miércoles temprano, y luego le dijo a los periodistas que México estaba decidido a detener el avance de la caravana.