La ciudad de Minneapolis comenzará a aplicar una estrategia diferente para tratar de afrontar la escalada de violencia que se vive actualmente, de manera más notoria en South Minneapolis, cerca del sitio en que murió George Floyd el 25 de mayo. El programa se llama “Cure Violence” o “cura a la violencia” y para ello se contratarán entre 60 y 100 personas que estarán en el sector tratando de dialogar con las personas que ahí viven para de escalar las situaciones violentas. No se trata de policías, sino de profesores, entrenadores y otras personas que tienen la capacidad de tratar con las comunidades. Al día de hoy Minneapolis presenta 56 muertes violentas, cuando en 2019, en todo el año, fueron 48.