Minneapolis puede convertirse en la próxima ciudad de Estados Unidos en emitir sus propias tarjetas de identificación. Estarían disponibles para todos los residentes, pero como informa John Croman, serían especialmente útiles para los inmigrantes indocumentados que no pueden calificar para las identificaciones estatales.

Jovita Morales puede recordar los momentos en que dudó en denunciar la violencia doméstica a la policía, por temor a que los agentes le pidieran algo que no tenía y no puede obtener; una identificación emitida por el estado.

“Estaba experimentando violencia doméstica y no podía llamar a la policía porque temía que solicitaran una identificación de Minnesota o una licencia de conducir”, dijo Morales, un inmigrante indígena mexicano.

“Muchas personas tienen sus casas invadidas o son robadas, pero tienen miedo de llamar a la policía. Y a menudo nos atacan porque saben que tenemos efectivo porque no siempre podemos obtener cuentas bancarias”.

Muchas ciudades grandes en todo el país ya emiten tarjetas de identificación municipales. Northfield se convirtió en la primera ciudad en Minnesota en emitir tales tarjetas a partir del pasado junio. A partir del martes, 324 residentes de esa ciudad han obtenido las tarjetas.

La identificación municipal de Minneapolis estaría disponible para cualquier residente que pueda probar que vive en la ciudad y tiene algún tipo de identificación emitida por el gobierno, como una matrícula consular, una tarjeta de identificación emitida por un gobierno extranjero.

Pero los que más pueden ganar son personas como Jovita, con un estado de inmigración que no le permitirá calificar para una identificación estatal.

“Hará mucho más fácil hacer cosas como abrir una cuenta bancaria, ir al médico sin miedo y recoger a los niños en una escuela o guardería”, dijo Uriel Pérez Espinosa, un inmigrante mexicano y vicepresidente de la Unidos aquí Local 17, la Unión de Trabajadores de Hospitalidad de las Ciudades Gemelas.

“Nuestra gente trabaja en la economía y contribuye a ella. Si llevo mis dólares a una tienda estadounidense, a un centro comercial, a todos los lugares, todos se benefician de ella, por lo que tener una identificación tiene un efecto dominó en la economía”.

Alondra Cano, miembro del Concejo Municipal, dijo que las tarjetas de identificación municipales ayudarán a las personas a hacer negocios y disfrutar de los servicios de la ciudad, pero no es una vía legal para votar o conducir legalmente.

“No queremos que la gente piense que esto es una licencia de conducir. Eso será parte del esfuerzo del estado este año”, explicó Cano.

“Queremos tener algo en lo que todos puedan unirse y decir que sí, ‘pertenezco a Minneapolis, soy residente de Minneapolis y estoy orgulloso de ello'”.

Cano también dijo que las personas en la comunidad LGBTQ esperan tener la oportunidad de tener una identificación que incluya su género en la forma en que se identifican personalmente.

El alcalde Jacob Frey ha solicitado $ 200,000 en su propuesta de presupuesto 2019 para ayudar a pagar la implementación del nuevo sistema de identificación.

“Queremos que todos tengan la posibilidad de abrir una cuenta bancaria, para asegurarnos de que cuando reciban el pago en un viernes puedan dirigirse y colocar algo de dinero en una cuenta corriente y no llevar grandes cantidades de efectivo en su bolsillo “, Explicó el alcalde Frey.

Dijo que el personal de la ciudad todavía está trabajando en la logística de cómo la tarjeta interactuaría con otros servicios, como los autobuses y trenes de Metro Transit y las bibliotecas del condado de Hennepin.

Se establece una votación final sobre la propuesta para la reunión del Consejo del 7 de diciembre.