La Ciudad de Minneapolis hasta el momento ha gastado en diversas formas de respuesta a los efectos de la pandemia, poco mas de 65 millones de dólares. Esto se suma a las perdidas en impuestos que superan al momento los 200 millones y de momento no se sabe como se repondrá este dinero. Afirma el alcalde Jacob Frey que en esto, Minneapolis es “Tierra de nadie” ya que la mayoría de los apoyos federales están destinados a ciudades que tengan más de medio millón de habitantes, y no es nuestro caso. Informó que seguirá buscando vías para obtener recursos, ya sea en las autoridades estatales o federales.