En conferencia de prensa, el líder de la bancada Republicana en el Senado, Paul Gazelka, se refirió a la situación que enfrenta la Ciudad de Minneapolis ante la inminente ocurrencia de protestas que se registrarían con el inicio del juicio contra Derek Chauvin por su participación en los hechos que terminaron en la muerte de George Floyd. La semana pasada, el Gobernador solicitó una partida de 35 millones de dólares para pagar a otras corporaciones sus servicios reforzando a la Policía de Minneapolis. Hoy Gazelka se pronunció en contra de esto, indicando que ya Minneapolis tiene recursos aportados por el estado en la forma del LGA, es decir los Fondos de Ayuda a Gobiernos locales. El Senador reiteró que buena parte del problema viene a partir de los recortes que se han hecho a la corporación que dirige Medaria Arradondo, misma que está autorizada para tener 888 elementos, de los cuales tiene 817, pero que, por diversas circunstancias, 155 de ellos no están trabajando. Hay un movimiento importante que busca desaparecer la Policía en esta ciudad, que está recibiendo financiamiento de diversos grupos mientras los contribuyentes de Minneapolis están en medio de una ola delictiva como pocas veces se había visto.