Andrew Jacot, un arquitecto de St. Paul y adicto a los viajes, está actualmente varado en Guatemala después de que el presidente del país anunciara abruptamente el lunes que cerraría las fronteras de la nación durante al menos dos semanas.

“A partir de mañana, estaremos separados del resto del mundo”, dijo el presidente Alejandro Giammattei en un discurso televisado nacional. Al igual que muchos líderes mundiales, Giammattei dijo que se necesitan medidas extremas para detener la propagación de la pandemia de COVID-19.

“Como alguien que está atrapado aquí, eso solo pone una enorme roca en tu estómago”, dijo Jacot, de 32 años, desde su casa de huéspedes en un hotel de Antigua.

Según el periódico guatemalteco Prensa Libre, actualmente hay 3.000 turistas en el país, con pocas opciones para irse. Las autoridades guatemaltecas dicen que están trabajando para ayudar a los turistas a abandonar el país, pero están luchando por llegar a ellos.

Por Ricardo Lopez  “MINNESOTA REFORMER”