Un presunto ladrón de autos terminó muerto luego de enfrentarse a la policía en hechos ocurridos el fin de semana. De acuerdo al parte policiaco, el reporte del robo de un auto en la ciudad de Blaine llevó a los oficiales a localizar a dos sospechosos a bordo del vehículo robado, éstos, bajaron del mismo para robar otro y dar inicio a una persecución que se extendió por más de 40 millas hasta llegar el Braham, en el Condado de Isanti. Luego de inhabilitar el auto, los sospechosos bajaron y se enfrentaron a balazos con los uniformados, hiriendo a una de las unidades caninas de la corporación. Las balas de los oficiales abatieron a uno de ellos y el otro fue detenido. El BCA ha iniciado ya una investigación al respecto.