Una mujer del área de Chicago fue arrestada después de que agentes federales encontraron en el sótano de su casa a 33 personas, que se creen son inmigrantes guatemaltecos, sometidos a sistema de trabajo forzado.

Concepción Malinek fue arrestada por tráfico de mano de obra después de que agentes del FBI hallaron a 19 adultos y 14 niños en su hogar en Cicero, Illinois, el martes, según una denuncia penal federal de 12 páginas presentada en el Distrito Norte de Illinois.Cuatro de estas personas les dijeron a agentes federales que Malinek les ayudó a cruzar a los Estados Unidos, solo para cobrarles miles de dólares y amenazarlos con la deportación después.

Un hombre, identificado solo como Víctima D, afirmó que Malinek dijo que le debía $ 18,000 dólares por permitirle usar su nombre y residencia en sus documentos de inmigración, según la demanda.

Los oficiales federales también encontraron tarjetas de residencia permanente y seguridad social fraudulentas para la víctima D y su hija de 15 años.

“La víctima D declaró que a nadie se le permite salir del sótano de la residencia y subir las escaleras” a menos que llamen a Malinek y obtengan permiso. 

Una mujer, identificada como Víctima C, que dijo que vivía en la casa con su esposo y sus dos hijos pequeños, se quejó a los investigadores de que Malinek era abusiva verbalmente y amenazó a las personas que vivían en la casa si se ponían en contacto con las autoridades.

“Inmigración sabe cuántas personas viven en esta casa”, dijo Malinek supuestamente a las víctimas. “Ustedes son pobres y yo tengo todo el dinero”.

El esposo de la víctima C dijo que le debían a Malinek $ 30,000 por traer a su esposa y dos hijos al país. Indicó que le pagó a Malinek $ 724 de su cheque mensual de casi $ 2,000 para cubrir su “deuda”, “facturas” y transporte hacia el trabajo.