La policía canadiense identificó a la víctima de un raro ataque de oso negro como Cathy Mueller, de 62 años, de Maple Plain, Minn.

El agente de policía provincial de Ontario Jim Davis dice que Mueller salió a ver a sus perros. Los perros regresaron a la cabaña heridos, y Cathy nunca regresó.

 Su madre de 84 años llamó a la policía, quien encontró el cuerpo de Cathy con un oso que pesaba más de 100 libras sobre ella.