Autoridades del Condado de Hennepin se refirieron al censo 2020 y los riesgos de que no toda la población sea contada en forma adecuada. Señalaron que al no tener el número real de personas que viven en un lugar, los apoyos para escuelas, salud y otros más se ven reducidos a la cantidad reportada de habitantes, no a la real. Aceptan que en estos tiempos muchas personas no confían en el gobierno y el hecho de compartir datos les resulta complicado, pero recalcó la seriedad de la organización que lleva a cabo el conteo y la importancia de responder antes del 30 de septiembre, que es la fecha límite.