FEMA negó al Gobierno del Estado los recursos solicitados para la reconstrucción de las áreas devastadas por las manifestaciones violentas que siguieron a la muerte de George Floyd y que afectaron más de 1500 negocios, principalmente en Minneapolis y St. Paul. El Gobernador Tim Walz emitió una declaración a través de uno de sus voceros en donde se dice decepcionado de la respuesta del organismo federal.  La comunidad inmigrante fue una de las más afectadas por los disturbios pues es claro que las personas que no tienen aun un estatus migratorio permanente, no pueden acceder a beneficios de desempleo.