En Eagan, un niño de 13 años se ahogó luego de romperse el hielo del Lago Lemay. De acuerdo a los familiares de Jaylon Hallaway, que era en vida el nombre del menor, éste se encontraba hospedado en un hotel cercano y había salido a pasear a su perro, a los minutos la mascota regresó sola al lugar, por lo que salieron a buscarlo y lo rescataron de las heladas aguas para trasladarlo al hospital, donde a pesar de los esfuerzos del personal médico, fue declarado muerto más tarde. Las autoridades reiteran en llamado a tener precaución al adentrarse a los lagos congelados pues aún no tenemos el suficiente frio como darles la solidez que normalmente tienen a estas alturas del invierno.