Como “mentirosos” calificó el Gobernador Tim Walz a los representantes de la autoridad federal que afirmaban tener almacenadas suficientes vacunas para la segunda dosis. Señala el mandatario que luego de la investigación del Washington Post, queda claro que no hay un respaldo estratégico, como se había dicho anteriormente. El mandatario quien junto con 7 homólogos envió una carta al Departamento de Salud Federal, solicitando el fármaco, dijo que se tendría que procesar penalmente a quienes les mintieron a los estados y puso sus esperanzas en el plan presentado por Joe Biden para asegurar el suministro a las comunidades que lo necesitan. Por lo pronto los planes de ampliar la capacidad de aplicar vacunas a partir de la próxima semana, se va al traste en detrimento de las comunidades que más lo necesitan en Minnesota.