En una maratónica sesión que duró más de siete horas, el Concejo de la Ciudad escuchó las opiniones de más de 400 ciudadanos que se registraron para opinar acerca de los recortes que este órgano pretende hacer al presupuesto destinado a la policía y dirigirlos a actividades de prevención. Hubo algunos oradores que manifestaron su apoyo a las medidas del Concejo, pero una importante cantidad señala que no es el momento de hacer recortes, algunos confesaron que prefieren ir a otras ciudades a comprar comestibles con tal de no exponerse a un asalto, o bien, que ya no se atreven a salir a pasear sus perros por no sabe si regresarán con bien a casa. La próxima semana habrá otra audiencia antes de tomar la decisión final.