La Juez Sara Grewing aprobó que las facilidades otorgadas para la votación a distancia en la elección primaria, se extiendan a la elección general del 3 de noviembre. Entre lo más relevante es que no se necesitará tener la firma del testigo en la boleta, pues esto representa un riesgo de contagio. Las autoridades de varios estados buscan privilegiar el voto a distancia, situación que a la administración federal no le agrada mucho pues afirman que puede dar lugar a fraudes. Sin embargo, hasta el momento no se han presentado irregularidades con este formato.