Lisa Bender, quien preside el Concejo de la Ciudad de Minneapolis niega que el incremento que se ha visto en la violencia en la ciudad esté relacionado con la propuesta que este órgano hizo luego de la muerte de George Floyd de desmantelar la Policía. Señala que más bien es responsabilidad del Jefe Arradondo y el Alcalde Frey a quienes según ella, les falta más trabajo de planeación. Mientras tanto, residentes de casi toda la ciudad se quejan de la falta de respuestas por parte del Concejo y del gasto de miles de dólares en seguridad privada para sus miembros, mientras que ellos enfrentan balaceras casi todos los días.