Donald Trump dejó la tarde de ayer el Hospital Walter Reed y al llegar a la casa blanca grabó un mensaje en el que dice — “No dejen que les domine, no tengan miedo, tenemos los mejores médicos y lo vamos a vencer. Luego de 2 días, me siento mejor que nunca”— Mientras tanto la enfermedad en los Estados Unidos ha rebasado las 210 mil muertes y según cálculos, podrían seguir incrementándose a un ritmo de 5 mil por semana.