La Cámara de Representantes de Minnesota retiró del pleno la propuesta que aportaría 35 millones de dólares para que Minneapolis pagara a otras corporaciones por servicios de seguridad durante el juicio contra Derek Chauvin. La maniobra vino luego de que los legisladores demócratas, que son mayoría, se dieran cuenta de que no tenían los votos suficientes para que fuera aprobada. Esto ocurrió luego de que, por la tarde, el Senado rechazará una propuesta similar. Como es sabido, bajo el constante asedio del Concejo de la Ciudad, la Policía de Minneapolis se ha ido quedando sin elementos, y difícilmente podrían controlar las protestas que se esperan durante el juicio, lo que le llevaría a solicitar ayuda a otras corporaciones, ayuda que debe ser pagada. Los legisladores insisten en que la ciudad debe pagar esto de sus recursos, pues el problema se originó ahí.