Carlton Troutman quien en el año pasado arrollo deliberadamente a una niña que estaba por abordar el autobús escolar en Edina, no pisará la cárcel. El viernes pasado el acusado aceptó su responsabilidad y contando el tiempo de su detención desde febrero de 2019 a la fecha, le quedaran unos seis meses en una institución de mínima seguridad. El juez consideró que Troutman se encuentra arrepentido y dispuesto a someterse a tratamiento. Sin embargo, la persona que lo acompañaba en el momento del incidente refiere que el sujeto con toda intención atropello a la menor que voló 50 pies, solo para demostrarles que sí era capaz de matar a alguien. Los familiares de la victima declararon estar decepcionados del fallo.