Muchos residentes de las Twin Cities hacen el viaje a Hudson, Wisconsin, para poder tomar un trago ya que los bares en ese estado continúan abiertos. El alcalde de esta localidad está proponiendo un toque de queda luego de que la afluencia de visitantes esté dando lugar a una serie de riñas y disturbios, mismos que este fin de semana costaron la vida de una persona de 26 años. De acuerdo al parte policiaco, tres personas fueron apuñaladas poco después de la una de la mañana del domingo, una de ellas con consecuencias fatales. La propuesta del alcalde Rich O’Connor será planteada en la sesión del concejo de esta ciudad la noche de hoy.