Si bien el Gobernador Walz anunció que esta noche no hay toque de queda en Minneapolis y St. Paul, elementos de la Guardia Nacional continúan en las calles para brindar apoyo a las fuerzas del orden locales en caso de ser necesario. Con ello se previenen actos de destrucción y saqueos como los que vimos hace dos noches. Hasta el momento las autoridades reportan una noche tranquila, salvo por un tiroteo en North Minneapolis que dejó como saldo cuatro heridos, pero se descarta que tengan que ver con movimientos de protesta.