Vecinos y activistas se reunieron durante horas en un camino del vecindario de Hermitage, ubicado en Nashville (Tennessee), este lunes por la mañana, rodeando una camioneta donde se escondían un hombre y su hijo de 12 años. El motivo: agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos tenían órdenes de detener al hombre. Más de 10 vecinos unieron los brazos alrededor del vehículo, creando un camino para que la pareja accediera a su casa. Finalmente el oficial de información pública de ICE en Nashville, Bryan Cox, dijo que los oficiales se alejaron para de escalar la situación.

Las vecinas Stacey Farley, Cyara Parker y Nicole Tyler dijeron que habían visto un camión F-150 blanco sin marcas vagando por el vecindario durante las últimas dos semanas, pero no lo pensaron mucho hasta la mañana de este lunes, cuando el las luces del camión comenzaron a parpadear en rojo y azul.

Cuando ICE llamó a las autoridades de Nashville a las 07.19 de la mañana, solicitaron asistencia, pero no especificaron lo que necesitaban. La policía en la escena recibió instrucciones de no involucrarse a menos que fuera necesario.

Cuando Farley salió a las 08.26 de la mañana a fumar un cigarrillo, comenzó a llamar a otros vecinos para ver qué estaba pasando. Entonces empezaron a llevar agua, trapos fríos y sándwiches para el hombre y su hijo, y llenaron su tanque de gasolina para que pudieran mantener el aire acondicionado funcionando en el auto.